lunes, 10 de mayo de 2010

Imaginando un arco iris


Hace mucho que no pasaba por aquí, quizás, ni quería ni lo necesitaba. Posiblemente abandone definitivamente, pero antes quería dejar mi agradecimiento a este espacio en el que tanto he dejado de mí, aunque no lo pareciese.
El la vida a veces pasa que necesitas la lluvia para que limpie la atmósfera, pero después de largo tiempo de agua necesitas el sol aunque el aire siga cargado. Posiblemente con las temporadas soleadas llegará a pasar lo mismo, no encontrar lo que esperabas, te hace pensar que tampoco es lo tratabas de encontrar.
A lo mejor lo que se necesita es ese estado tornasolado en el que nacen de los arco iris.
Oh!! ¡Qué complicada soy!! Ni yo misma me soporto.

4 comentarios:

Chorradas dijo...

plas plas plas
(aplausos)
y no por ser despedida
sino sinceros
conocerse es amarse
soportarse... un mal menor contigente
no te extrañaré
si no vuelves porque no deseas volver
pero tampoco te olvidaré
aunque lo intentase
querida bruja

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Es dificil caminar por los hilos de esta red. A menudo se pierde el equilibrio, a menudo nos perdemos y no encontramos los lugares que nos gusta visitar y sobre todo, estos pasajes requieren de mucho tiempo, lo que nos falta a todos.

No te vayas. Cuesta trabajo seguir el ritmo de la red, pero estos espacios sirven para desahogar el alma de penas, para compartir sentimientos y alegrías y para vencer el peso de nuestras realidades.

Teenvio un abrazo y te deseo mucha suerte.
Teresa

Anónimo dijo...

Hola Isabel, cuánto tiempo. Veo tu entrada y parece que la melancolía y los nubarrones están presentes.

Espero que te sientas bien.

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Por cierto, soy Mario, que la verdad es que no se cómo funcionan estos sitios.

Vuelvo a reenviarte otro abrazo.

Por cierto este abrazo y el anterior no son Spam, ni virus, ni fairguall, ni nada de eso...